Nuevas estrategias para la prevención y control de roedores en zonas rurales

0
481

Los roedores son transmisores de más de 35 enfermedades, algunas tan letales como el hantavirus. Además, causan otra serie de molestias y perjuicios a la población, especialmente en las zonas rurales, donde representan un importante problema.

Para realizar un programa de control de roedores, es indispensable contar con conocimientos, capacitación y entrenamiento previos.

Santiago, 11 de abril de 2018 – Las plagas de roedores pueden generar un impacto negativo en la producción agrícola, ya que buscan alimentos ricos en proteínas como el maíz, que pueden encontrar fácilmente en el campo y almacenado, provocando pérdidas importantes a nivel de productos y económicas.

Los roedores además de poder generar daños físicos en cables, provocar cortocircuitos, contaminar y deteriorar estructuras, son capaces de transmitir más de 35 enfermedades a los animales y a los seres humanos, entre ellas las más peligrosas son la Salmonella y la el Hanta Virus. De acuerdo al Ministerio de Salud, durante el 2017 las cifras de fellecidos por Hanta se triplicaron en Chile.

“Para poder controlar a los roedores es indispensable contar con conocimiento, capacitación y entrenamiento. De esta forma, no se trata de ‘tirar veneno’, sino que es necesario contar con un programa integral de control basado en el conocimiento que incluya una fase de diagnóstico para detectar la especie presente, la dinámica poblacional y los riesgos que puedan traer”, explica Marcelo Hoyos, gerente técnico de Higiene Ambiental de BASF.

Una de las mayores exigencias es la vigilancia, que permite tener un sistema de alarma para actuar de forma rápida y efectiva en caso de detectar una plaga.

La clave de su control está en un adecuado diagnóstico del problema y en tomar las decisiones correctas en cuanto a la aplicación de medidas, es decir, programar acciones correctamente.

A esto debe sumarse la evaluación de la situación y un análisis de la posible interacción con los enemigos naturales de los ratones, aliados importantes de todo programa de desratización: búhos, serpientes, zorros, entre otros.

Frente a este escenario, la capacitación y educación son fundamentales para pueda implementarse un verdadero programa de control que considere estos elementos, basado en estrategias claras e integrales que permitan hacer frente a los roedores.

Sólo algunas recomendaciones básicas: hacer una buena exclusión, cerrar todas las aberturas en techos, ventanas, paredes o puertas que superen los 4-7 cm de diámetro. Retirar del entorno toda posible fuente de alimento y realizar tareas de ordenamiento y saneamiento ambiental.

En este contexto, BASF cuenta con un equipo de profesionales con experiencia y conocimiento de terreno. El mismo ha desarrollado un programa basado en la capacitación para manejos sustentables, que permite obtener excelentes resultados en el control de roedores y evitar su recolonización.

Acerca la división de Protección de Cultivos de BASF

Con una población en rápido crecimiento, el mundo depende cada vez más de nuestra capacidad para desarrollar y mantener una agricultura sostenible y entornos saludables. La división de Protección de Cultivos de BASF trabaja con agricultores, profesionales agrícolas, expertos en manejo de plagas y otros para ayudar a que esto sea posible. Con su cooperación, BASF es capaz de mantener una línea activa de R&D, un innovador portafolio de productos y servicios, y equipos de expertos en el laboratorio y en el campo para apoyar a los clientes en hacer que sus negocios tengan éxito. En 2017, la división de Protección de Cultivos de BASF generó ventas por más de 5,7 mil millones de euros. Para más información, visítenos en agriculture.basf.com o en cualquiera de nuestros canales de medios sociales.

Acerca de BASF

En BASF, creamos química para un futuro sustentable. Combinamos el éxito económico con la protección ambiental y la responsabilidad social. Los cerca de 115.500 empleados del Grupo BASF contribuyen con el éxito de nuestros clientes en la mayoría de las industrias y en casi todos los países del mundo. Nuestro portfolio está organizado en cinco segmentos: Químicos, Productos de Performance, Materiales y Soluciones Funcionales, Soluciones para la Agricultura, y Petróleo y Gas. En 2017, BASF generó ventas por aproximadamente €65 mil millones. Las acciones de BASF cotizan en las bolsas de Frankfurt (BAS), Londres (BFA) y Zurich (BAS). Se puede obtener más información sobre BASF en  www.basf.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here