Exportación de cerezas creció en un 67% con 1.455 toneladas

0
404

En Chile Chico, región de Aysén:

Exportación de cerezas creció en un 67% con 1.455 toneladas

Cuando se dice que las cerezas de Chile Chico son las más grandes del mundo, no es exageración. Hace menos de un mes rompieron un récord Guinness a la cereza de mayor peso. Pero en esta temporada (2018-2019) no fue la única marca que rompieron, puesto que en un 67% se incrementaron las exportaciones, con 1.455 toneladas enviadas a diferentes mercados del mundo. Números que dan cuenta de la exitosa labor que han realizado los productores de la zona, que no sólo mejoraron sus propias estadísticas, sino que, también abrieron el camino a nuevos mercados como China, Corea y Rusia.  Un trabajo que se ha ido forjando con el tiempo entre la empresa privada, los organismos y servicios del Estado.

Desde el Ministerio de Agricultura, el Seremi, Marcos Sandoval, dijo sentirse orgulloso por lo logrado: “A tasas inimaginables han crecido las exportaciones de cerezas en el Valle de Chile Chico, la verdad es que estamos impresionados, teniendo muy buena aceptación por la resistencia que presenta el fruto, por la crocancia. Además, en esta temporada hemos logrado con mucho sacrificio incorporar en las cajas exportables el sello de Calidad Aysén Patagonia Chile, lo cual ha tenido gran aceptación en los mercados de China y Corea. Felicitamos a los productores del Valle de Chile Chico”

Por su parte, uno de los productores responsables de esta gran hazaña señaló: “La gran importancia que tiene este incremento de producción del Valle de Chile Chico es que estamos dándonos a conocer diferentes mercados en el que antes no teníamos presencia. Actualmente, la Fruta de la cuenca del lago General Carrera llega a Reino Unido, Estados Unidos, Corea, Rusia y China, convirtiéndose este último en el principal mercado para nuestras Cerezas.

Para Galleguillos “Marca Calidad Aysén ha realizado un excelente trabajo en llevar a destacar la producción regional mediante el constante monitoreo de los productos avalados por este sello, ha sido un trabajo muy dinámico con el equipo «Marca-Calidad», lo que a la vez nos inspira a cuidar nuestra fruta y a trabajar para lograr la mejor calidad para que represente nuestra región mediante el sello entregado por ellos este año 2019”

Desde el Servicio Agrícola y Ganadero ven con muy buenos ojos lo logrado esta temporada: “Un trabajo en conjunto muy bien hilvanado entre el SAG y las empresas exportadoras, donde se pudo constatar el trabajo que se ha desarrollado durante estos años. Además, fue un trabajo muy intenso debido al incremento sostenido y muy importante en el aumento de producción de fruta que salió de Chile Chico a exportación” nos comenta Cristián Lozano Espinosa, Jefe Oficina SAG, Chile Chico.

Esta temporada 2018-2019 tuvo un factor muy relevante, se abrieron nuevos mercados mucho más exigentes en tema de requisitos sanitarios tales como China, Corea y un primer embarque hacia Rusia que debe ser potenciado durante los próximos años.

Cristián Lozano, señaló “este rubro ha sido sostenido, constante y va en aumento, el SAG está comprometido en consolidar un nuevo equipo de inspección que nos permita seguir entregando un trabajo de excelencia y calidad al rubro exportador”

Lo más difícil ha sido lograr competir, igualar o mejorar la calidad de fruta con la que uno llega al cliente final, de esta forma destacarnos por calidad de fruta ya que por volumen es muy difícil.  Las proyecciones deberían estar de aquí a 5 años cercanas a las 500 toneladas como Patagonia Cherries Spa y como Patagonia Ridge (empresa hermana) en las 150 toneladas por ahora. Dijo Francisco Galleguillos, exportador de Patagonia Cherries”

Asimismo 5 productores, del total existente en la región, son parte de la certificación Marca Calidad Aysén. Sello que imprime un atributo de origen en este fruto regional.  Su Director de Programa, Cristián Águila dijo; “Es una cereza producida en la región de Aysén, donde existe una diferenciación con la producción de cereza de otras partes del país. Es una cereza tardía y dadas la zona agroclimática donde se desarrolla el cultivo: vientos imperantes, heladas a inicio de primavera, baja humedad relativa y alta radiación en verano, permite tener un producto que destaca por su firmeza y dulzor. Se certifica un proceso productivo permiten que haya un cumplimiento de las normas, además de contar con una barrera fitosanitaria natural que se traduce en una menor incidencia de plagas y por consecuencia menor carga de agroquímicos, condición que es valorada por el consumidor”

Carolina Carmona
Periodista
Secretaria Regional de Ministerial de Agricultura
Región de Aysén.
www.minagri.gob.cl
Ministerio Agricultura


 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here