Asociatividad y desarrollo rural: los pilares de la cuenta pública de la Seremi de Agricultura

0
168

Con la presencia de cerca de 100 personas el jefe regional del Agro, Francisco Lagos, entregó un balance del 2018, como también los desafíos y lineamientos del presente año, con el foco en el cooperativismo moderno para potenciar la pequeña agricultura.

Tras seis meses de gestión al mando de la Seremi de Agricultura en la Región del Biobío, el jefe regional del Agro, Francisco Lagos, realizó la cuenta pública participativa 2018 en la comuna de Los Ángeles, donde expuso los mayores lineamientos de su trabajo y detalló los desafíos de la cartera para el presente año.

En la instancia, que contó la presencia de cerca de 100 personas, se indicó los principales compromisos como son potenciar el desarrollo rural; promover la asociatividad en la pequeña agricultura; conservar y proteger los paisajes, animales y recursos naturales, como también modernizar e impulsar un ministerio con foco en sus usuarios.

El titular de la cartera en Biobío destacó el crecimiento que mostró la agricultura chilena en 2018, año en el que aumentó un 5,8%, cifra que está muy por encima del crecimiento de la economía nacional, el cual alcanzó un 4%. 

“Estamos en Los Ángeles porque sabemos la importancia y el gran potencial que tiene la Provincia del Biobío en materia silvoagropecuaria. Queremos una seremi de puertas abiertas, escuchar las inquietudes de los agricultores, para apoyarlos y potenciar su trabajo, por eso esta cuenta pública fue participativa”, indicó Lagos.

Además, agregó que “vamos a darle un apoyo muy potente a la agricultura familiar campesina, queremos incorporarlos, hacer alianzas productivas junto a ellos, desarrollar grupos de transferencia tecnológica y crear cooperativas que le permitan al agricultor producir, procesar y vender sus productos por sí solo, a través de la asociatividad que impulsa el Gobierno del Presidente Sebastián con el apoyo del Ministerio de Agricultura”.

SERVICIOS DEL AGRO

Además, se informó que el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), entregó el año 2018 -en las regiones de Ñuble y Biobío- créditos para 7.000 usuarios por $8.500 millones. Mientras que los programas de asesoría técnica (Prodesal, Sat y Pdti) atendieron a 20.500 usuarios con una inversión de $6.000 millones de pesos.

Macarena Melis, directora regional (s) de Indap Biobío, sostuvo que “la institución trabaja actualmente con 14 mil agricultores, a través de diversos programas de fomento productivo y créditos, que buscan impulsar el desarrollo de la agricultura familiar campesina”.

Otros servicios del Agro, como el Instituto Nacional de Investigación Agraria (INIA), destacó el proyecto Transferencia e Incremento de la Productividad de la Papa por $419 millones por parte del GORE hasta 2022.

En tanto, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), apuntó al Proyecto Control de Hidatidosis Ovina por medio de vacunación para cerca de 1.400 pequeños ganaderos de Alto Biobío y la vacunación a 11.722 ovinos en la Región del Biobío.

“Para conservar y proteger los paisajes, animales y recursos naturales, el Sag e Indap, cuenta con el Sistema de Incentivos a la Recuperación de Suelos Degradados (SIRSD-S) que beneficia a 1.092 productores con un alcance de 5.210 hectáreas y una inversión de 1.152 millones de pesos”, detalló Iván Ramírez, director regional del Sag.

Por su parte, la Comisión Nacional de Riego (CNR) indicó que los proyectos ejecutados en la zona están relacionados sobre el financiamiento de obras de riego y mejoramiento de Infraestructura, que se ejecutaron 157 proyectos, beneficiando a 2.887 agricultores con una inversión de $11.284 millones, todo a través del concurso de ley 18.450.

“El riego, nosotros lo asociamos a mejorar la infraestructura, los canales para que la cantidad de agua que les llega a los predios sea suficiente. También tenemos sistema de producción de riego tecnificado con un programa especial para la pequeña agricultura y pueblos originarios, donde casi el 90% funciona a través de energía fotovoltaica”, destacó el Javier Ávila, coordinador Biobío de CNR.

A su vez la Corporación Nacional Forestal (CONAF) destacó la prevención de incendios forestales durante la temporada pasada con una inversión de $6.200 millones de pesos, donde se incrementó a 28 las brigadas con una flota de combate de 13 aeronaves y también el apoyo del Ten Tanker.

El Instituto Forestal (INFOR) hizo énfasis en que el Programa Flora Melífera benefició a 35 propietarios con huertos y actualmente capacita a 348 personas, todo por una inversión de $500 millones.

DESAFÍOS 2019

En las proyecciones para este año, se destacaron cuatro puntos.  El primero de ellos, fue diseñar una estrategia de riego para trabajar sobre el cambio climático y el agua.

El segundo es potenciar el desarrollo rural de la pequeña agricultura familiar campesina, mientras que el tercero es promover la asociatividad para que los agricultores se integren de mejor manera a la cadena comercial y venta de sus productos.

Finalmente, se remarcó como uno de los ejes del programa agrícola, la modernización de la agricultura en la Región del Biobío.

 

Milena Lister Quevedo
mlister@indap.cl
www.indap.gob.cl

INDAP


 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here