Diversificación de la economía campesina a través del Turismo Rural

0
164

Esta actividad productiva se configura como un elemento clave para potenciar el desarrollo económico de habitantes rurales en la región. Este fue uno de los temas centrales del seminario desarrollado esta semana en Arica.

 

Con una gran asistencia de público se llevó a cabo el Seminario de Turismo Rural organizado por INDAP, en colaboración con la Municipalidad de Camarones, donde funcionarios de la institución, además de representantes de las Seremis de Salud y Medio Ambiente, discutieron las proyecciones de esta actividad en nuestra región, y las necesidades y desafíos que enfrentan nuestros campesinos para lograr consolidar sus emprendimientos en el rubro.

 

“Sabemos que el turismo rural es una actividad que diversifica la economía campesina, otorgando beneficios directos a las familias rurales, por lo que es fundamental dar a conocer nuestro enfoque estratégico y capacitar a nuestros usuarios en la materia, para mostrarles todo el potencial que existe”, señaló José Luis Rivas, Director Regional (S) de INDAP al inaugurar la jornada. “Sabemos que en nuestra región hay una demanda que va en crecimiento”, recalcó.

El seminario se basó en entregar la oferta programática de INDAP en turismo rural, haciendo hincapié en que este rubro puede llegar a ser clave en la diversificación de la economía campesina de la región. “Tenemos un gran potencial si consideramos la riqueza patrimonial, arqueológica y la cultura viva de nuestra región que, entre oasis, quebradas y altiplano, ha sabido desarrollar formas de subsistencia y un trabajo de la tierra muy particular”, indicó Rivas.

Para Saúl Pérez, experto de la Unidad de Turismo Rural de INDAP y que viajó desde Santiago para participar en el encuentro, estas instancias de diálogo con los usuarios son necesarias para conocer y compartir sus experiencias de negocio y de desarrollo de una propuesta local de turismo rural. “Conociendo sus realidades y necesidades, podemos generar las competencias, apoyar en la estructura y equipamientos habilitantes para que desarrollen sus actividades de mejor forma”, añadió.

En la oportunidad, y a cargo de los representantes de los servicios de salud y medio ambiente, hubo un énfasis importante a los temas de formalización sanitaria, siendo éste un problema transversal en las comunidades rurales del país y, particularmente, en la zona norte. Asimismo, los asistentes pudieron conocer experiencias significativas en turismo sustentable, punto que toma relevancia en sectores de nuestra región con especies únicas, pero amenazadas, como el Picaflor de Azapa.

Cabe destacar que el seminario también contó con representantes del Consejo Asesor Regional, de los Comités de Agencias de Áreas, de la Mesa de la Mujer Rural y Jóvenes Rurales, instancias donde se amplificarán estos conocimientos y que aportarán al desarrollo de las iniciativas emergentes.

Potencial rural

En el marco de este seminario, Saúl Pérez también tuvo la posibilidad de conversar y visitar a usuarios con iniciativas de turismo rural en diferentes comunidades de la región. “Es bueno que nuestros emprendedores entiendan que su elemento diferenciador en su oferta de servicios radica en su identidad y arraigo territorial. Ellos, las familias campesinas, serán los anfitriones por lo que es importante que la oferta esté orientada en la calidad y diversidad de servicios, como alojamientos, alimentación, actividades de esparcimiento y al aire libre, además de servicios culturales”, puntualizó.

Lo importante para el especialista es que los usuarios comprendan que el turismo rural es una actividad que ayuda a diversificar la economía campesina, agregándole valor, y que permite generar economías a escala que eviten la migración campo-ciudad. “Esto es una oportunidad para adultos y jóvenes, quienes pueden verse beneficiados con espacios de comercialización de servicios guiados o de turismo aventura, y así también para las mujeres, considerando que casi el 70% de los anfitriones pertenecen a este grupo”.

También enfatiza que el turismo diversifica los territorios y los hace mucho más competitivos; “hay una contra respuesta a este movimiento campo-ciudad, que se piensa es de total inercia. Esta actividad productiva puede generar una mejor posibilidad de ingreso, expectativas y calidad de vida. Los neorrurales, como denomina la literatura más académica, aquellos que vuelven a reconquistar el campo”.

Por último, comenta sobre las potencialidades de la región. “Hay aún muchas cosas por trabajar. Acá existen muchos recursos, pero para que éstos deban trascender a atractivos, debe existir inversión, capacitación y orientación. En valles y en el altiplano tiene que haber una generación de habilidades y competencias de sus habitantes, además de infraestructura y generación de servicios para poder desarrollar un atractivo turístico rural. Sabemos que como INDAP podemos aportar a que esto vaya convirtiéndose en una realidad”, finalizó.

 

Betsabe Flores Merino
bfloresm@indap.cl
Encargada de Comunicaciones Regional
INDAP Arica y Parinacota, XV Región, Chile
www.indap.gob.cl


 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here