INDAP habilitó postulaciones para el Programa de Obras Menores de Riego (PROM-R) en la Región de Ñuble.

0
198
INDAP
 
Teksa
maci
Malla Agrícola
Desinfección ambiental
 

Estas comenzaron el 20 de enero pasado y se extenderán hasta el próximo 20 de febrero.

Con la finalidad de contribuir a paliar el déficit hídrico presente en la Región de Ñuble, el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), habilitó las postulaciones al Programa de Obras Menores de Riego (PROM-R). Para lo cual puso a disposición de los pequeños agricultores “ñublensinos”, 182 millones de pesos. Recursos que se están utilizando en la habilitación de pozos zanjas, para la habilitación de pozos profundos con sistemas de bombeo y para la compra de implementos que permitan mejorar la conducción del agua.

“A través de nuestro Programa de Obras Menores de Riego (PROM-R), buscamos proteger sistemas productivos de riego, tales como el cultivo de arroz, de hortalizas, chacras, maíz y frutales, que se encuentren afectados por la actual situación de déficit hídrico presente en la región, producto de las condiciones climáticas adversas a las que actualmente nos estamos enfrentando”, comentó la directora de Indap-Ñuble, Tatiana Merino Coria.

Uno de los pequeños agricultores que fue beneficiado por el programa PROM-R es, Adrián Sepúlveda, del sector El Belen, de la comuna de Ñiquén, a quien INDAP le habilitó un pozo profundo de 33 metros de profundidad, el que le permitirá continuar conservando un estilo de vida que ha cultivado por más de cuarenta años en la zona: “Con mi señora llevamos alrededor de 45 años de casados, en todo este tiempo nunca habíamos podido contar con seguridad de agua de riego. ¡Esto es realmente una bendición!, ahora podremos regar nuestro ají, los zapallos, los porotos, el maíz, en fin…haremos tantas cosas. Estamos muy agradecidos de Indap por habernos apoyado”, expresó.

Otro agricultor que también valoró la ayuda entrega por el Instituto de Desarrollo Agropecuario fue, Nelsón López, arrocero del sector Otingue Bajo, de la comuna de Ñiquén, a quien Indap le habilitó un pozo zanja de siete metros de profundidad, el que le permitió salvar gran parte de la producción de esta temporada: “Con este pozo zanja pude salvar cinco, de mis quince hectáreas de arroz, las que estaban prácticamente pérdidas. Tengo que decir que en los cuarenta años que llevo produciendo arroz en la zona, nunca me había enfrentado a una sequía tan grande como esta. Estamos muy agradecidos de Indap por esta gran ayuda que nos dieron”, dijo.

Por su parte,  Edes Paredes Zapata, usuaria del Programa de Desarrollo Local (PRODESAL), de la comuna de Chillán Viejo, a quién también Indap le habilitó un pozo profundo de 33 profundidad, mencionó: “Con mi marido ya casi no teníamos agua, teníamos solo para nuestro autoconsumo. La situación era tan compleja que incluso el municipio venía a dejarnos en sus camiones aljibe. Pero hoy, gracias al apoyo de Indap, esto ya cambió, desde ahora en adelante podremos continuar cosechando hortalizas y también se nos hará mucho más fácil cuidar nuestras aves. Que son los dos rubros a los que nosotros nos dedicamos”.

Se debe señalar que a través del programa PROM-R, Indap buscó acotar los daños provocados en la pequeña agricultura familiar campesina por el actual déficit hídrico que enfrenta la región, para lo cual se habilitó el programa antes mencionado: “Las inversiones realizadas priorizaron la búsqueda de nuevas fuentes de agua, principalmente subterráneas, que complementan los recursos actuales para ayudar a los pequeños agricultores a mantener la producción 2019-2020”, aseguró, Julio Cofré, encargado regional de la Unidad de Riego de Indap-Ñuble.

 

 

Samuel Muñoz Muñoz
Encargado Regional de Comunicaciones
INDAP- Región de Ñuble
smunoz@indap.cl
www.indap.gob.cl
INDAP

 

 

Teksa
maci
Malla Agrícola
Desinfección ambiental

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here